Los tres canteros, en búsqueda de la excelencia.

Extraigo este texto de la web http://www.computerapia.com/, la verdad es que me ha parecido un ejemplo magní­fico de motivación:
Tres canteros al pie de una catedral, que están haciendo el mismo trabajo: tallar piedras.
Un hombre se acerca al primero y le dice “¿Qué haces?”
El cantero le dice: “Tallo piedras” y la hosquedad de su mirada parece que añade: “¿No lo está viendo?”
El segundo responde diciendo: “Me gano la vida” y con su gesto de resignación parece añadir: “Es duro, ¿sabe usted?”
El tercer cantero, al escuchar la pregunta, levanta la cabeza, mira a lo alto, le brillan los ojos y dice: “Estoy construyendo una catedral”
Caigamos en la cuenta de que la misma acción puede tener distintos niveles de significado, sin embargo, es el tercero quien indudablemente hace su trabajo buscando la excelencia, porque ve en el mismo una finalidad más elevada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.