La norma de los 3 minutos

“Si tienes algo que hacer cuyo coste temporal no supera los 3 minutos de dedicación, hazlo.” (Extraido de la norma de los 2 minutos de David Allen en su libro GTD).
Bases en las que se apoya la norma bajo mi punto de vista:
1) Lo más seguro es que si no lo haces (y no lo apuntas en ningíºn lado) se te olvidará.
2) Si lo haces y lo terminas en esos tres minutos te lo quitarás de la cabeza, por lo que disminuirá tu nivel de estrés y aumentará tu nivel satisfacción por el trabajo realizado.
3) Si lo apuntas en lugar de hacerlo, tardarás más tiempo en apuntarlo detalladamente para que luego al retomarlo más adelante sepas de qué va la cosa y no pierdas tiempo ubicándote, o lo apuntarás demasiado rápido y cuando lo intentes hacer te habrás olvidado de muchos detalles cosa que provocará que tardes mucho más de 3 minutos.
4) El dedicar 3 minutos a una tarea, aunque tenga menor prioridad que otras, afectará imperceptiblemente a la fecha de entrega de tareas con mayor coste temporal.
5) En el libro Getting Things Done, David Allen habla de esta norma, pero la deja en 2 minutos y no en 3. Me parece algo escaso para aplicarlo al desarrollo de software, por lo que apuesto por 3.
¿Más ideas?
Un saludo.
Miguel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.