Despliegues

Hoy en el blog abrimos otra lata más, en lo que será un conjunto de posts al respecto de los despliegues de aplicaciones.
No vamos a aprender a desplegar aplicaciones de una tecnologí­a en concreto, si no que se va a tener en cuenta otros principios básicos sobre los despliegues, ideas de cómo enfocarlos, como ejecutarlos, cómo organizar los documentos de despliegue, y otras ideas de cómo conseguir minimizar los tiempos, aumentar la calidad, etc.
Como aperitivo respecto a este tema, me gustarí­a dejar algunas reflexiones al respecto:
1) Tal vez tu cliente no vea nunca una lí­nea de tu código, pero seguro que se lee el documento de despliegue, y además, será la primera toma de contacto real con tu producto.
2) Los despliegues también se tienen que probar. Probar un despliegue en un entorno que no tiene que ver con el real no te va a servir de nada.
3) Ten en cuenta que el departamento de sistemas de tu cliente va a querer tener muy claro qué es lo que vas a desplegar. El despliegue no sólo afectará al departamento de desarrollo.
4) Las diferentes tecnologí­as de desarrollo disponen de productos que ayudan a preparar despliegues, tal vez debas dedicar algo de tiempo a investigar al respecto.
5) Cada uno de tus despliegues no es algo independiente en la vida de tu producto. Podrás aplicar la reutilización, la mantenibilidad y el aumento de valor también en tus despliegues. Aprende de tus despliegues y aumenta tu conocimiento.
6) Es una pena que con el trabajo que te ha llevado que tu aplicación funcione en las máquinas de desarrollo, no funcione en pre-producción porque no has sido capaz de definir bien el despliegue. Si no funciona en pre-producción tu trabajo no vale para nada.
7) Si tras el despliegue no eres capaz de retornar la aplicación a su estado inicial, la llevas clara.
Saludos.
Miguel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *