Ejemplos Prácticos del uso del Principio de KISS

En posts anteriores hablamos ya alguna vez del Principio de KISS. Hoy toca un ejemplo práctico. íšltimamente no paro de cruzarme con situaciones en las que el principio resulta una premisa básica. Para qué complicarse cuando hay soluciones sencillas y facilmente mantenibles que cumplen el requerimiento funcional suficientemente y hacen que el cliente obtenga su objetivo.
Como ejemplo, un botón, no sé si disponéis de una cuenta de Gmail, si es así­, podréis comprobar que en las opciones de un e-mail tenéis la de imprimirlo. Hay miles de formas diferentes de provocar una impresión desde web, y la que ha elegido Google es la siguiente:
1) Al pulsar sobre el botón de imprimir se abre una ventana emergente y se carga el texto relacionado al e-mail más información básica de las direcciones implicadas, además aparece también en la parte superior el logo de Gmail
2) A continuación, tras la carga, se lanza una sentencia javascript que provoca que en el cliente se lance el cuadro de diálogo de selección de impresora.
3) El cliente selecciona la impresora y se imprime el contenido actual.
Ala fin. Así­ de simple. Si quieres imprimir un e-mail, lo imprimes sin problemas, que ese era tu objetivo.
¿Para qué complicarse más?
Saludos.
Miguel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.